Profesionales del tratamiento de agua atendiendo la barra de un bar en Minneapolis

El proyecto de arte público de colaboración sirve el agua de grifo para provocar conversaciones sobre la importancia del agua y concientizar a la gente sobre los importantes problemas del agua. “Cuando decimos que el agua es todo lo que tenemos, realmente queremos decir el agua del grifo”, dice Shanai Matteson junto con su compañero artista Colin quienes desarrollaron la barra de agua. “Hablamos sobre el tratamiento del agua y la importancia del dominio público hidráulico, pero también hablamos de las fuentes de agua potable”, muchos profesionales del tratamiento del agua en Minneapolis y servicios de distribución se han unido a esta causa. “Creo que uno de los grupos fundamentales de las personas que realmente intentamos llegar en este proyecto son los profesionales que trabajan en el agua potable y aguas residuales, sólo porque esperamos que podamos ser una plataforma para que este tipo de gente a conectar con las audiencias públicas de una manera creativa” dice Matteson. 

Minneapolis

“Una de las maneras para educar a la gente sobre el aguas es poner a las personas en contacto directo con los profesionales, no están allí para brindar un mensaje pero si para tener una conversación que sea amable y relajada, como en un bar real, es una manera para que las personas aclaren las preguntas que tengan acerca del agua, por profesionales que trabajan para la ciudad u otros organismos.

Matteson y Kloecker comenzaron el concepto en 2014, el primer bar de agua pública era parte del programa de adquisición de televisión Twin Cities Public Tlevision. En otoño e invierno de 2014, la barra de agua era parte de una exposixión nacional en el Crystal Brige Museum of American Art en Bentonville, Arkansas, en colaboración con el proyecto de la cuenca del río de Illinois. En 2015, Matteson y Kloecker desarrollaron una nueva barra de agua en el Museo Vivo en Greensboro, Carolina del Norte, en colaboración con recursos hídricos y proyecto de la cuenca del río Cape Fear de la Universidad de Guilford. La última versión está en Minneapolis, durante los últimos dos años, bar agua ha servido aguas locales del grifo para más de 30,000 personas.

“La gente está emocionada”, dice Matteson. “Ellos se divierten con él, pero también hablan de muchas cosas graves. Creo que la gente a veces se sorprende por la forma en que algo tan común como el agua potable en realidad puede ser el detonador para tantas conversaciones diferentes. Nos dirigimos a nuestros grifos, obtenemos agua, la bebemos, la usamos para todo tipo de cosas, pero no lo hacemos cuidadosamente. Matteson dice que la experiencia Water Bar plantea muchas cuestiones sobre contaminación, la importancia de proteger las fuentes de agua y la disparidad en la calidad del agua entre las comunidades.

En la actualidad la gente trae una serie de preguntas acerca de la seguridad del agua potable, se habla sobre la importancia de proteger las fuentes de agua y que se haga una prioridad como comunidad. Se tratan también aspectos sociales del agua, el agua sabe manera desencadena un motón de recuerdos para las personas, la gente termina compartiendo historias. El interés en el esfuerzo se ha incrementado, los organizadores están buscando inversores y la creación de asociasiones, han comenzado una página para el nuevo proyecto de empresa social.

Si estás en Minneapolis pasa a la barra del agua, es posible que no disfrutes de tu cóctel favorito, pero vas a aprender algo sobre el agua potable y como afecta nuestra vidas de muchas maneras.

Referencia:

MSWMAG. (20 de Abril de 2016). Water Bar in Minneapolis. Recuperado el 11 de Mayo de 2016, de Water Bar in Minneapolis: http://www.mswmag.com/online_exclusives/2016/04/so_an_operator_walks_into_a_tap_water_bar?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_content=So%2C%20an%20Operator%20Walks%20into%20a%20Tap-Water%20Bar…&utm_campaign=160505_msw